jueves, 4 de junio de 2009

Si yo pago tu coche, paga tú mi bici

Colectivos y usuarios de la bicicleta están empezando a movilizar

Colectivos piden al gobierno un Plan 2000E que incentive la compra de bicis* EFE Colectivos y usuarios de la bicicleta están empezando a movilizarse para conseguir un plan que subvencione la compra de estos vehículos, a semejanza del Plan 2000E del Gobierno destinado a incentivar la compra de coches, pues afirman que éstos sí son realmente vehículos 100% ecológicos.
l responsable de la Coordinadora Catalana de Usuarios de la Bicicleta, Albert Garcia, ha dicho a Efe que "cuando se están planificando ayudas para la compra de coches ecológicos no tiene sentido que no se financie la del vehículo que menos contamina", en referencia a la bicicleta, que considera como "la gran olvidada".
Garcia recuerda que numerosos países europeos llevan años incentivando la movilidad en bicicleta con dos tipos de planes, dirigidos bien a subvencionar de forma directa la compra por parte de los usuarios o bien utilizando como intermediario a las empresas para que fomenten entre sus empleados el uso de la bici como vehículo para ir al trabajo.
En el primer grupo se encuentra Italia, donde el plan del gobierno puesto en marcha el mes de abril ha conseguido vender más de 40.000 bicicletas en cuatro semanas, colapsando la página del Ministerio de Medio Ambiente en el que se pueden solicitar ayudas de hasta el 30% del total del coste de la bicicleta.
La segunda opción es la escogida por gran parte de los gobiernos europeos, y así desde 1997 los empresarios belgas tienen una deducción de 0,20 euros libres de impuestos por cada trabajador que consigan que acuda a su puesto de trabajo en bici, con lo que el resultado es un aumento del 50% del número de usuarios de las dos ruedas.
En Holanda existen 18 millones de bicis para 16 millones de personas, el 26% de los desplazamientos se realizan en este vehículo, ampliamente subvencionado por el gobierno, que ofrece incentivos fiscales a las empresas por cada trabajador usuario de la bici, llegando a pagar casi la totalidad del coste del vehículo.
El caso español contempla únicamente la subvención a los ayuntamientos que promuevan la implantación de sistemas públicos de alquiler de bicicletas, aunque el 31 de octubre de 2008 el grupo de ICV presentó una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados para aplicar un IVA reducido a la venta de bicicletas, sus productos derivados y al coste de mantenimiento.
La proposición recuerda no sólo los beneficios medioambientales que tendría la aplicación de la reducción, sino también de salud, con una disminución de los accidentes de tráfico y de las enfermedades relacionadas con la contaminación y la consiguiente disminución del gasto sanitario dedicado a este menester.
La propuesta duerme por el momento en algún cajón del Congreso a la espera de su discusión, pero el presidente del Gremio de Vendedores de Bicicletas de Barcelona, Miquel Santalices, es pesimista porque "las administraciones garantes de nuestro dinero reporten el dinero entre los que nos han llevado a la crisis".
Santalices es partidario del sistema inglés, que "cierra el círculo" mediante un sistema de alquiler en el que la empresa consigue desgravaciones fiscales y ofrece la posibilidad al empleado de comprar la bicicleta a un precio reducido pasados unos años.
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometió durante el debate sobre el Estado de la Nación a incentivar la compra de bicicletas como parte del cambio en el sistema productivo del país que debe derivar hacia criterios más sostenibles, pero Garcia no es optimista porque "los políticos tienen miedo a que las ciudades se llenen de bicis".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada